Ultimas noticias

29 mayo 2011

No investigan a capitán por clonar placas de un banco

A más de cinco meses de que un capitán de la Policía fuera descubierto en Cochabamba con un vehículo RAV 4 que tenía las placas clonadas de una vagoneta que le pertenece al Banco Nacional de Bolivia (BNB ), ninguna autoridad lo investiga por la presunta comisión de ese delito.

Los jefes policiales departamentales tardaron 28 días en abrir un proceso interno en contra del oficial y sólo lo hicieron cuando este diario publicó la denuncia y el director nacional de Diprove intervino ordenando la apertura de una investigación.

LOS HECHOS

El 14 de diciembre de 2010, un equipo de Diprove, que realizaba un patrullaje de rutina por la avenida Blanco Galindo, detectó que una vagoneta RAV 4 tenía placas clonadas de un vehículo del Banco Nacional de Bolivia. Interceptaron el carro y el chofer dijo que el coche le pertenecía a un capitán de la Policía, a quien llamó vía telefónica. En el asiento del RAV estaba una chamarra policial en cuyo gafete se leía “E. Terán”.

Los efectivos intentaron cumplir con su deber de llevar el vehículo hasta Diprove para investigar, porqué usaba las placas del carro de un banco y contaba con una roseta de inspección, Soat, presuntamente falsificados. Pero, mientras se llevaban el carro a Diprove, apareció el capitán Erick Terán en un auto, quien bajó a empujones al sargento Johnny Romero del RAV 4, lo insultó y lo golpeó a patadas y puñetes. Terán dijo que el coche era suyo y se negó a dejarlo en Diprove para ser sometido a una investigación.

El informe de estos hechos fue presentado por el agredido a su jefe, el coronel Julio Miranda y éste derivó el documento a su superior, el Comandante Hernán Trujillo, y ésta autoridad remitió el informe al Subcomandante de la Policía Óscar Alviz. Éste último tenía la instrucción de “analizar” el caso y decidió incumplir su obligación de remitir el caso a Responsabilidad Profesional y al Ministerio Público, argumentando que llamó a las partes y que el capitán Erick Terán “se disculpó” con el sargento Johnny Romero por las agresiones verbales y físicas. Sin embargo, el delito mayor era la clonación de las placas del carro de una entidad financiera y ninguna autoridad dijo algo al respecto.

El director interino de Responsabilidad Profesional, capitán Yuri Duk, abrió un proceso por órdenes superiores 28 días después de los hechos, pese a que él se había enterado de lo ocurrido al día siguiente, el 15 de diciembre de 2010. Es más, Yuri Duk, le pidió un informe al sargento Romero y éste se lo presentó el 16 de diciembre.




IGNORAN DELITO

En principio, la conducta de Erick Terán Mendoza fue tipificada por los investigadores de la Dirección de Responsabilidad Profesional en la comisión de ocho faltas graves al Reglamento de la Policía por Responsabilidad Profesional, pero, finalmente fue acusado sólo por dos faltas y no hay fecha para su audiencia.

El 2 de febrero de 2011 este diario recibió el informe de que el capitán Erick Terán era investigado por Responsabilidad Profesional (DDRP), por la supuesta comisión de ocho faltas graves. Sin embargo, el 19 de mayo este diario acudió al jefe de la Dirección de Investigación Policial Interna (DIDIPI), Yuri Duk y éste informó que la investigación había concluido y que el caso ya estaba en el Tribunal Policial, a la espera de que se fije fecha para su procesamiento.

“LAS FALTAS”

El presidente de esta instancia, el coronel Wenceslao Zea Ophelan exhibió el cuadernillo de investigaciones y confirmó que la Fiscalía Policial acusó a Terán por sólo dos faltas graves: faltar de palabra y agredir a un subalterno (inciso C) y por agresión entre miembros de la institución (inciso D), aunque en este caso no existe agresión entre miembros sino de una sola vía.

Wenceslao Zea Ophelan, que recién fue destinado a la ciudad de El Alto, explicó el 19 de mayo a este diario, que el de Terán fue el último caso en ingresar al Tribunal y que estimaba que recién, dentro de un mes, se sortearían vocales para llevar adelante el proceso. De acuerdo al procedimiento, una vez sorteados los vocales el acusado, Erick Terán, tendrá un plazo de 10 días para presentar sus pruebas de descargo.

¿JEFES PROCESADOS?

La Ley Anticorrupción Marcelo Quiroga Santa Cruz y otras normas nacionales obligan a todo funcionario público que conoce de la comisión de un delito a investigarlo de oficio o a denunciarlo a las instancias pertinentes. El no hacerlo puede ser considerado otro delito: el incumplimiento de deberes que ahora se castiga con pena de cárcel.

Consultado sobre si era obligación de la DIDIPI remitir el caso al Ministerio Público, por la posesión de un vehículo con placas clonadas, el coronel Zea Ophelan dijo que sí y que los jefes de esa unidad también podrían ser procesados por incumplir su deber. Corren este riesgo el director de la DIDIPI, Yuri Duk, el Fiscal Policial Edwin Almanza y también los comandantes departamentales de la Policía de Cochabamba, Hernán Trujillo y Óscar Alviz, pues ninguno de ellos cumplió con su deber de derivar la denuncia del delito penal a instancias de la Fiscalía. En La Paz, el excomandante general, Ciro Farfán, fue destituido y es investigado por la clonación de placas de una camioneta.