Ultimas noticias

30 junio 2012

Líquido vital para el automóvil

Aquellos que poseen un automóvil con dirección hidráulica tienen la sensación de poder girar el volante "con un dedo". Pero si se comienza a notar que se debe hacer un esfuerzo extra, se escucha algún ruido en el giro o el volante no vuelve fácilmente a su posición original, seguramente se debe a que la dirección hidráulica está teniendo problemas. Técnicos de la Estación de Servicio Vardona S.R.L., dieron algunos consejos respecto a la dirección hidráulica.

Funcionamiento. El sistema de dirección hidráulica funciona a través de una bomba que presuriza un fluido y es enviado por tubos y mangueras a la caja de dirección. En el extremo del eje de dirección dentro de la caja de engranajes hay una válvula de control.

La válvula dirige el flujo del fluido sometido a presión hacia el interior de la unidad de dirección según las órdenes del conductor, en otras palabras, conforme mueve el volante.

Un aceite puede cumplir con las exigencias de presiones y lubricación estática con un contenido de mínimo 350 ppm de zinc y similar de fósforo. Cuando el nivel de zinc cae por debajo (por desgaste, deterioro o trabajo) se debe cambiar el aceite para no perder protección y dañar el equipo.

Los antidesgaste. Actualmente, se recomienda la nueva generación de aceites hidráulicos industriales que contienen cantidades adecuadas de aditivos antidesgaste. Para el servicio hidráulico general, estos aceites ofrecen excelente protección contra el desgaste de bombas y motores y tienen la ventaja de una larga duración.

Además, proporcionan un buen rendimiento así como protección a la oxidación. Estos aceites se conocen como “líquidos hidráulicos tipo antidesgaste".

Con una variedad de marcas que han inundado el mercado local, en la Estación de Servicio Vardona se pueden encontrar las de mayor prestigio entre los conductores cruceños, como son Amelie y Castrol, que han sido fabricados con la tecnología americana y que se los puede adquirir desde 55 bolivianos.