16 enero 2018

La carrera más dura del mundo llega a territorio argentino

La jornada de descanso forzada que tuvieron los corredores ayer, por las adversas condiciones climatológicas, les permitió recuperar fuerzas y los equipos de asistencia dejaron en buenas condiciones a las máquinas para afrontar los restantes cinco días del Dakar, que ingresa a terreno argentino, donde se definirá a los campeones.

Después de pasar por las arenas de Perú y el altiplano de Bolivia, los 220 motorizados que quedan en ruta tendrán que afrontar en Argentina, donde tendrán condiciones difíciles por el terreno arenoso y con sectores que exigirán un control técnico a los pilotos.

Hay 54 coches en carrera, 98 en motos, 36 en cuadriciclos, 23 camiones y nueve en UTV dentro de los cuales hay siete bolivianos que tratarán de llegar a la meta en Córdoba.

Los representantes bolivianos que quedan en carrera son: Daniel Nosiglia, undécimo en la general de motos; Wálter Nosiglia, décimo; Leonardo Martínez, vigésimo octavo y Hernán Paredes, puesto 30 en cuadriciclos; Marco Bulacia, duodécimo; Luciano Pérez, 50 y Rilver Vásquez, 52 en autos.

Koolen ve "ridícula" la sanción al español

EFE, Salta.- El piloto holandés de quads Kees Koolen tildó ayer de "ridícula" la sanción de diez minutos impuesta a Carlos Sainz (Peugeot) por no haberse detenido a comprobar su estado tras supuestamente golpearle en un adelantamiento en el que, dijo, "podía haber muerto".

"Si el coche hubiese pasado veinte centímetros más a la izquierda, yo estaría muerto, y creo que si ahora estuviese muerto, sería más fácil para Carlos y para Peugeot, porque ya no podría hablar", afirmó Koolen, quien presentó una reclamación ante la organización de la carrera que derivó en la sanción a Sainz.

El empresario holandés calificó la situación de "muy extraña y estúpida" para todos porque nadie, salvo el francés Cyril Despres (Peugeot), le preguntó por el incidente al terminar la etapa, la séptima del Dakar, que discurría el sábado 13 entre La Paz y Uyuni (Bolivia).

Koolen aseguró que avanzaba a 20 kilómetros por hora en una zona complicada, "con mucho barro y agua", cuando Sainz lo adelantó "a velocidad máxima".

Bolivia despidió con banderas a los competidores

ABI, Villazón.- La expectativa en las poblaciones fronterizas de Villazón, en Bolivia y La Quiaca en Argentina, fue grande para ver el paso de los competidores y sus equipos de asistencia, desde la madrugada de ayer, rumbo a Salta, pese a la suspensión de la novena etapa del Dakar 2018, constató un periodista de la ABI.

"Realmente el deporte une y derriba fronteras, es impresionante que pese a que no hubo competencia, cómo los competidores provocan una conjunción de banderas tricolores mezcladas con las albicelestes para saludar el paso de los competidores; pese al tiempo la fiesta continúa", dijo a su paso el jefe de mecánicos del grupo KTM, Marco Antonio Moyano.

El enlace sirvió para que los competidores y sus equipos de apoyo se tomen un día de descanso y se den un respiro, tras dos etapas muy exigentes en territorio boliviano.

Instituciones fronterizas intensifican control por el paso del Dakar

El dirigente del Sindicato del Personal Aduanero de Argentina, Claudio Lacone, ponderó ayer la coordinación entre las entidades de control aduanero de ese país con sus pares de Bolivia, para supervisar el paso de los competidores, asistentes y espectadores del Dakar 2018, que la jornada de ayer ingresó a territorio rioplatense.

“Hubo una coordinación importante entre el personal de Aduana, de Sanidad y Migración de ambos países, para lo cual se ha dispuesto de un mayor número de personal para que todo quede en regla”, informó a ABI.

Desde la madrugada de ayer más de 750 vehículos entre motos, cuadratracks, autos y camiones atravesaron el puente internacional que une los municipios de Villazón (Bolivia) y La Quiaca (Argentina), por lo que el trabajo fue intenso por parte del personal de ambos países, y fue coordinado varias semanas antes de esa competencia internacional, constató un periodista de la agencia ABI.

Lacone destacó la predisposición y capacidad del personal boliviano y resaltó que el buen relacionamiento profesional.

Dakar se correrá a 30 grados

El Dakar 2018 enfila desde hoy, en el infernal calor del noroeste de Argentina, su recta final, último acto de esta carrera, convertido en una prueba de supervivencia, en la que más de 100 participantes ya han abandonado ante la dureza de la carrera.

En esta particular selección, el Dakar escogerá a sus campeones en sus últimas cinco etapas por territorio argentino, una selección en la que no triunfará el más rápido, sino el que cometa menos errores, sea más resistente y sepa orientarse mejor en la ruta.

Sobre esas cualidades se confrontarán los más de 200 vehículos que han llegado a esta instancia final, las más decisivas de todas.

Desde que el sábado 6 partieron de Lima 337 vehículos, un tercio de los participantes se quedaron por el camino, en alguno de los más de 5.000 kilómetros recorridos hasta ahora.

Primero fueron el polvo, la arena y las dunas del desierto de Perú los que comenzaron a hacer una primera selección, en cuyas trampas cayeron ilustres y experimentados pilotos como el español Joan 'Nani' Roma y el estadounidense Bryce Menzies, en coches; y el británico Sam Sunderland, en motos.

Luego fue el barro, el frío y la altura de Bolivia donde siguió la criba de esta nueva edición del Dakar, al que ya muchos califican como el más duro de los diez celebrados hasta ahora en Sudamérica, debido a la complejidad de sus recorridos, las temperaturas extremas y los terrenos casi impracticables.

Nosiglia mantendrá el ritmo en Argentina

Está a un paso de cumplir su objetivo. Es por eso que el motociclista boliviano Daniel Nosiglia ya tiene definida su estrategia para competir en las etapas restantes del Dakar, que desde hoy se correrán por territorio argentino. El menor de la familia Nosiglia Jager saldrá con la misma fuerza y avisó que no bajará el ritmo para meterse entre los 10 mejores de la competencia.

“Estoy contento con lo realizado, ha sido un Dakar bastante difícil, en lo competitivo aún más, el nivel en motos es fuerte, pero estamos haciendo buenas etapas, sin cometer muchos errores y vamos a afrontar la segunda semana igual que hicimos en la primera”, manifestó Daniel tras su arribo al campamento de Salta.

La novena etapa, entre Tupiza y Salta, fue suspendida por la organización de la carrera debido a las lluvias y crecidas de ríos. El mal clima hizo que varios pilotos se trasladaran directamente hasta Argentina para descansar y prepararse para la décima etapa, que se correrá hoy entre Salta y Belén.

Nosiglia Jager conoce muy bien el camino por territorio argentino. En 2017 tuvo un buen desempeño por esa ruta, por eso confía en que no tendrá problemas para pasar las dunas de ese país.

Pérez lleva días sin dormir

El chuquisaqueño Luciano Pérez pasó dos días sin dormir para cumplir las etapas del Rally Dakar en territorio nacional. Con mucho retraso, recién llegó ayer a Tupiza y se dirigió en enlace a Salta para retomar hoy la competencia.

“En la etapa La Paz-Uyuni, después de cruzar un río con mucha agua, tuvimos problemas con el motor de arranque y el ventilador, eso nos retrasó mucho y llegamos a largar directamente la etapa Uyuni-Tupiza”, publicó Pérez en Facebook.

Por ese inconveniente, el capitalino partió rumbo a Tupiza detrás de los camiones, una hora después de lo indicado, y terminó la etapa a las 7:00 de ayer.

“Nos toca vivir un Dakar durísimo pero las ganas de llegar a Córdoba están intactas”, escribió Pérez, que correrá desde hoy en territorio argentino.